876 112 813

Aprender inglés. Academia en Zaragoza

Aprender inglés. Academia en Zaragoza
El inglés es una lengua germánica occidental que brotó en los reinos anglosajones de Inglaterra y se extendió hasta el Norte en lo que se convertiría en el sudeste de Escocia, bajo la influencia del Reino de Northumbria.
Hoy día existen millones de personas que también utilizan como opción alternativa una lengua auxiliar neutral, fáciles por diseño y no condicionadas a cambios en las potencias mundiales. No obstante, conforme el Reporte Grin, que concluye que el empleo del esperanto sería la mejor solución a medio y a largo plazo para la UE y sus ciudadanos, es cierto que en un corto plazo supondría una inversión o bien gasto en campañas informativas y en los cambios del proceso de enseñanza y aprendizaje.

La repercusión de la nobleza normanda francoparlante, llegada a la isla en torno a esta época, dejó también efectos en el léxico del inglés medio, que se preservan aún en nuestros días.

El inglés moderno temprano (Early Modern English) es la forma vieja del inglés actual, como una variación del idioma anglosajón y del inglés medio particularmente que se practicaba hasta ese entonces. Se trata del inglés que se charlaba primordialmente a lo largo del Renacimiento, y más generalmente asociado al lenguaje literario de William Shakespeare.

El inglés es una lengua indoeuropea del conjunto germánico occidental. Si bien debido a la sociolingüística de las islas británicas a partir de las invasiones vikingas y la posterior invasión normanda, ha recibido esenciales préstamos de las lenguas germánicas septentrionales y del francés, y gran parte de su léxico ha sido reelaborado con cultismos latinos.Un análisis fonológico parte de la idea de que el número de sonidos de una lengua (alófonos) normalmente es menor que el mínimo número de unidades abstractas (fonemas) precisas para dar cuenta de dichos sonidos.

La diferencia entre alófono y fonema es básica para la discusión siguiente, ya que una análisis fonológico consiste en postular un cierto número de fonemas y unas reglas de pronunciación dependientes del contexto que explican la ocurrencia en la lengua hablada de toda la variedad alofónica realmente presente.

El inglés viejo era una lengua flexible con mucha libertad en su sintaxis, al revés que el inglés actual. Los escritos que han llegado hasta nuestros días representan sobre todo el registro literario del anglosajón.
Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información