876 112 813

El inglés en la historia

El inglés en la historia
El inglés es una lengua germánica occidental que brotó en los reinos anglosajones de Inglaterra y se extendió hasta el Norte en lo que se transformaría en el sudeste de Escocia, bajo la repercusión del Reino de Northumbria.

En nuestros días existen millones de personas que asimismo usan como alternativa una lengua auxiliar neutral, fáciles por diseño y no condicionadas a cambios en las potencias mundiales. No obstante, según el Reporte Grin, que concluye que el empleo del esperanto sería la mejor solución a medio y a largo plazo para la Unión Europea y sus ciudadanos, es cierto que en un corto plazo supondría una inversión o gasto en campañas informativas y en los cambios del proceso de enseñanza y aprendizaje.

Desde determinado punto de vista gramatical, el inglés viejo presenta muchas similitudes tipológicas con las lenguas indoeuropeas viejas como el latín o bien el heleno, y asimismo el alemán moderno.

El inglés es el idioma más estudiado en el planeta. En la Unión Europea, el grado de conocimiento es variable y según la percepción de la utilidad de las lenguas extranjeras entre los europeos el inglés está con el sesenta y siete por cien por delante del alemán del 17 por ciento y el dieciseis por cien para el francés (desde 2012).

El inglés es una lengua indoeuropea del grupo germánico occidental. Aunque debido a la sociolingüística de las islas británicas a partir de las invasiones vikingas y la posterior invasión normanda, ha recibido esenciales préstamos de las lenguas germánicas septentrionales y del francés, y una gran parte de su léxico ha sido reelaborado con cultismos latinos.

Inglés en España hace referencia al conocimiento del idioma inglés en España. España tiene niveles muy bajos de conocimiento de inglés dentro de la UE. Para muchos, el instituto parece ser el único sitio donde se aprenden idiomas, y eso revierte en encontrarse entonces con limitaciones al viajar al extranjero o acceder a un puesto de empleo.

El factor más importante en la formación del inglés viejo fue su herencia germánica en el vocabulario, sintaxis y morfología, que compartía con las lenguas emparentadas en la Europa continental. Ciertos de estos rasgos eran específicos del germánico occidental, familia lingüística a la que pertenece el inglés viejo, mientras que otras características se remontan al protogermánico del que descienden todas las lenguas germánicas.

Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información